Balance de dos años de gestión en la reunión mensual de FEDIBA

Tuvo lugar en la sede de la Unión Calabresa San Francesco de Paola. El programa de diez puntos y lo que se espera realizar. Además cómo sigue el tema del monumento a Colón.

El viernes pasado se realizó la reunión mensual del Consejo Directivo Federal de FEDIBA,  la Federación que reúne a las asociaciones italianas de la circunscripción consular de Buenos Aires. Durante la misma, que se realizó en la sede de la Unión Calabresa San Francesco de Paola, en el barrio porteño de Núñez,  el presidente de la Federación, Darío Signorini, trazó un balance de los dos años de gestión de la actual Mesa Directiva, comenzando por recordar que para realizar su actividad FEDIBA y las asociaciones que están adheridas necesitan valerse de las herramientas jurídicas previstas por el ordenamiento legal, y en este sentido subrayó la necesidad de tener  personería jurídica y cumplir con los distintos requisitos legales y fiscales, tema sobre el que se ha insistido desde el inicio de la gestión. Signorini reiteró que FEDIBA brinda asesoramiento gratuito, jurídico e impositivo a las asociaciones que están adheridas y puso de manifiesto que también deben cumplimentarse las normas locales y contestar los pedidos realizados por las autoridades consulares.

El presidente de FEDIBA informó sobre el inicio de la gestión del nuevo Cónsul general de Italia en Buenos Aires, consejero Riccardo Smimmo, con el que mantuvo una primera reunión hace unos días, durante la cual el funcionario expresó su extrañeza por el hecho de que fueran pocas las asociaciones anotadas en el Registro de Asociaciones que lleva el Consulado, en base al censo realizado hace un tiempo. Signorini dijo que ese hecho debe ser un llamado de atención invitando a las asociaciones a regularizar su situación ante la sede consular.

Siempre en relación a lo realizado en los últimos dos años, Signorini recordó que uno de los temas que retrasaron el cumplimiento de alguno de los puntos del programa presentado en 2013, fue el del traslado del monumento a Cristóbal Colón, problema que de cualquier manera dejó también muchas enseñanzas. El presidente de FEDIBA dijo que a una colectividad como la italiana, a pesar de su importancia y del aporte determinante hecho a la construcción de la Argentina, se la llevaron puesta por un capricho presidencial. A pesar de todo, se consiguió, como primer resultado, que la obra donada por la colectividad italiana a principios del siglo pasado, no fuera llevada a otra ciudad, como era la intención original del gobierno nacional. También se consiguió que sea colocada en un lugar en el que va a tener la mayor visibilidad, aun cuando no se podrá olvidar la afrenta sufrida. Signorini recordó que se luchó por el mantenimiento del monumento en su lugar original, pero que una vez que ese objetivo dejó de ser viable, porque se cerró la vía judicial y hubo un acuerdo entre la Nación y la Ciudad para desplazarlo, como FEDIBA y junto al Comites “fuimos capaces superar el llanto  y construimos una propuesta superadora del impasse en el que había entrado el tema”, como es la propuesta del Museo de la Italianidad, el primero que surgirá en el mundo, que será motivo de orgullo y lugar de difusión de la cultura italiana y de testimonio de lo que los italianos han hecho en la Argentina. Lamentablemente, agregó el presidente, pusimos de manifiesto divisiones entre nosotros como colectividad que no nos ayudaron. De cualquier manera se está trabajando en forma inteligente para tener distintas alternativas que permitan llegar al resultado de la construcción del Museo, como complemento del monumento, en el predio de la Costanera donde la obra se está colocando. Signorini recordó las distintas reuniones mantenidas con funcionarios del gobierno nacional y con exponentes de la comunidad italiana, a los que se les presentó el proyecto realizado por el arquitecto Augusto Vettore, que ha contado con el beneplácito general.

Refiriéndose a lo realizado en los últimos dos años, Signorini dijo que se ha recuperado una mística, que hoy se ofrece una sede administrativa abierta a las instituciones, que funciona todos los días, se ha realizado la jornada de debate e intercambio sobre asociacionismo, durante la cual además Pietro Sorba se puso a disposición para asesorar a las instituciones italianas en su campo de actividad. Se realizó el censo de asociaciones adheridas. Se recuperaron algunas asociaciones que se habían alejado y se incorporaron a la Federación sociedades que nunca habían formado parte de ella. Se sigue trabajando en la constitución del Polo zona Norte, para brindarles más cercanía a las asociaciones de la Federación que tienen su sede en las localidades del norte de la circunscripción consular más alejadas de la Capital. Se realizaron reuniones con las asociaciones del norte del Gran Buenos Aires reunidas en el Crenai para fortalecer el vínculo con ellas. Por lo que se refiere a la situación económica y financiera de FEDIBA, Signorini expresó que se recauda poco, aunque la Federación no tiene deudas como en el pasado y al respecto, en referencia a dirigentes que se han alejado o no participan desde hace tiempo de las reuniones, expresó que los ausentes siempre tienen las puertas abiertas para volver, pero para trabajar juntos.

Otro tema fundamental consignado por el presidente es el de la inserción de los jóvenes en las asociaciones y al respecto dijo que se les debe dar más espacio, a través de la modificación del estatuto el cual además necesita ser adaptado. En referencia a los jóvenes, Signorini dijo que no puede ser que haya dirigentes que prefieran que sus asociaciones desaparezcan con ellos, en lugar de abrirles las puertas a las nuevas generaciones. “Hay que saber dar un paso al costado y además trabajar para preparar a los nuevos dirigentes. Debemos saber administrar la pobreza y crear riqueza, cosa que no hemos sabido hacer en los últimos veinte años y la consecuencia es la fotografía que hoy tenemos de la colectividad”.

El presidente invitó a volver a la fe, a la familia y al trabajo, que son características que nos distinguen, expresando que la solidaridad existe, como lo demuestra la disponibilidad del Club Italiano de Buenos Aires y del Club Italiano de José C. Paz para recoger las donaciones que realizó nuestra colectividad a favor de los damnificados por las inundaciones en la provincia de Buenos Aires, informando que las mismas serán entregadas para su distribución a través de las Sociedades Italianas de Pilar y de Lima. Y siempre en el campo de la solidaridad, el presidente recordó el acuerdo firmado por FEDIBA  con el Hospital Italiano de Buenos Aires, que permite a todos los socios de las sociedades adheridas, sean o no italianos, que se encuentren al día con las cuotas, solicitar la credencial para atenderse en el citado nosocomio, pagando los aranceles previstos en el Nomenclador Nacional o, en caso de prácticas no previstas por el mismo, abonando aranceles diferenciales, reducidos respecto a los habituales, invitando a los dirigentes de las asociaciones adheridas a informar a los socios de sus instituciones sobre esta facilidad obtenida por la Federación. En síntesis, expresó el presidente Signorini, seamos solidarios entre nosotros, trabajemos más unidos y busquemos a los jóvenes.

A continuación el arquitecto Vettore dio un breve informe sobre el desarrollo de las tareas que se realizan en el espigón Puerto Argentino, frente al Aeroparque, para levantar el monumento a Colón. Resaltó la dedicación con la que trabajan el restaurador profesor Telechea y sus colaboradores e informó que ya se ha terminado la colocación de las 23 columnas de hormigón, de 14 metros de profundidad por 80 cm. de diámetro, que sostendrán la base sobre la que se colocará el monumento.

Por último se decidió que la próxima reunión del Consejo Directivo Federal se haga en la sede de la Asociación Siciliana de Socorros Mutuos de esta ciudad, el viernes 25 de septiembre.

Al comienzo de la reunión el presidente de la Unión Calabresa San Francesco de Paola, Francesco Sanzone, dio la bienvenida a los delegados de las distintas asociaciones y reseñó brevemente la historia de la institución, manifestando el beneplácito de la Comisión Directiva por recibir al Consejo Directivo de FEDIBA. A su vez Signorini felicitó a Sanzone y a sus colegas de la Comisión directiva (entre quienes estaba Graciela Laino, vicepresidente de la Asociación) por su amplia y moderna sede agradeciendo el lunch ofrecido a los presentes.

 

En la foto el brindis del presidente Francesco Sanzone con los dirigentes de las distintas asociaciones al finalizar la reunión mensual de FEDIBA en la sede de la Unione Calabrese Dan Francesco de Paola e Sant'Agata.